Historia

Historia

septiembre 15, 2015

Esta fundación del Monasterio de la Santísima Trinidad, se llevó a cabo como una misión eclesial, solicitada por la propia Iglesia de Miami Florida.

El 25 de Mayo de 1998 la Priora de la federación de México Rev. M. Ana Maria Hernández comunicaba a la Priora del Monasterio de Querétaro México Rev. M. Teresa Lucia del Inmaculado Corazón que de la Arquidiócesis de Miami Florida solicitaban una fundación de Carmelitas Descalzas, se dirigieron directamente a esta Comunidad (que estaba próxima a celebrar 200 años de fundación) por ser estable y muy floreciente en vocaciones.

Para todas fue una agradable sorpresa ver que Dios escogía esta Comunidad, para llevar a cabo una obra de gran trascendencia, puesto que en la Arquidiócesis de Miami no había vida Contemplativa, nos conmovió profundamente que la iniciativa había partido del clero diocesano, por que nuestra vida consagrada es por la salvación de las almas y muy especialmente por los sacerdotes.

El 26 de mayo de 1998 recibimos formalmente la solicitud de parte de nuestro Arzobispo Most. Rev.John Clement Favalora, en esta invitación sobresalen los siguientes puntos:

  • Que el amor de nuestro Padre abra nuestros corazones para poner en práctica lo que mejor se ajuste a su divina voluntad.

Con este propósito me dirijo a usted (a la Rev. M. Teresa Lucia del Inmaculado Corazón) para solicitar la presencia de un Monasterio de Carmelitas Descalzas en la Arquidiócesis de Miami Florida, en una fecha tan próxima como fuese posible, tras los trámites de rigor que mutuamente convengan a ambas partes.

  • La Arquidiócesis de Miami lucha por extender su ministerio pastoral en todos los campos de nuestra compleja sociedad multicultural y ve la necesidad de contar con la ayuda espiritual que una comunidad de vida contemplativa aportaría a esos esfuerzos en la construcción del reino.

  • No es menos importante en este aspecto considerar la posibilidad de futuras vocaciones que se unirían al número inicial de religiosas.

La Comunidad después de orarlo y dialogar si habría Monjas que quisieran apoyar este proyecto (se apuntaron 8 religiosas y el Capitulo las apoyo en la decisión), el día 5 de junio de 1998 (fiesta de Jesús Sumo y Eterno Sacerdote) se aceptó la Fundación y continuaron los trámites y algunos preparativos.

La Sagrada Congregación para los institutos de vida consagrada y las sociedades de vida apostólica, una vez visto el consentimiento del Arzobispo, y la Aceptación del Monasterio de Querétaro México, junto con los requisitos necesarios, autorizó la erección canónica, Vaticano 9 de octubre de 1999.

Después de los trámites requeridos para estos asuntos (que duraron tres años) finalmente en octubre 13 de 2001 llegamos a Miami (Acompañadas por El Rev. Mons. Tomas Marín Canciller de la Arquidiócesis de Miami y nombrado Prefecto para esta nueva Comunidad y por el Rev. Fr. Eusebio Gómes Navarro, O. C. D. Vic. Reg. del Caribe) ocho monjas de profesión solemne, motivadas por el ejemplo de Santa Teresa de Jesús que amó a la Iglesia hasta el fin de su vida, con la certeza de que Dios es siempre fiel a sus promesas y con la seguridad de su protección.

La Erección Canónica del Monasterio fue el día 15 de Octubre del 2001 con la Celebración Eucarística que presidió el muy Reverendo Mons. John Clement Favalora, Arzobispo de Miami y la participación de varios sacerdotes y otras personas.

El Arzobispo manifestó: reconozco que la oración de ustedes Madres, ante Dios es sumamente importante. Por eso les recomiendo especialmente estas 3 peticiones:

  • Oren por mí y por todo el pueblo del Señor, para que pueda estar en la presencia de Dios.
  • Pidan por las vocaciones a la vida religiosa en esta Arquidiócesis de Miami.
  • Pidan para que en nuestra nación sea respetada la vida desde el comienzo de su concepción, hasta una muerte natural.

Próximamente estaremos cumpliendo 7 años en este lugar, con la gracia y bendición de dos vocaciones que han entrado a este Monasterio y con la alegría de cumplir la voluntad de Dios, sirviendo a nuestros hermanos a través de nuestra vida contemplativa.

teresa

SANTA TERESA DE JESÚS

“Se me ofreció considerar nuestra alma como un castillo todo de un diamante…adonde hay muchos aposentos así como en el cielo hay muchas moradas…que no es otra cosa, el alma del justo, sino un paraíso adonde dice Él tiene sus deleites!”

juan

SAN JUAN DE LA CRUZ

“¿Adónde te escondiste, Amado, y me dejaste con gemido? como el ciervo huiste, habiéndome herido; salí tras ti clamando, y eras ido. Oh llama de amor viva, que tiernamente hieres de mi alma el más profundo centro! pues ya no eres esquiva, acaba ya si quieres; rompe la tela deste dulce encuentro.”

isabel

SOR ISABEL DE LA TRINIDAD

“La Carmelita es alma que se entrega, es alma que se inmola por su Dios, vive crucificada con su Cristo, pero qué luminoso es su Calvario. Un alma adorante es la Carmelita, dócil a toda inspiración divina, en comunión constante con su Dios”