Santa Teresa de Jesús

Santa Teresa de Jesús

“Se me ofreció considerar nuestra alma como un castillo todo de un diamante…adonde hay muchos aposentos así como en el cielo hay muchas moradas…que no es otra cosa, el alma del justo, sino un paraíso adonde dice Él tiene sus deleites!”