Proceso Vocacional

Posted on septiembre 15, 2015

Proceso Vocacional

Las Carmelitas Descalzas se esforzarán a conseguir objetivos excelsos dejando el mundo y entrando dentro de las paredes protectoras del Monasterio, el claustro disminuye las distracciones y proporciona el silencio necesario para la gran obra de oración y contemplación.

El mundo tiene muchas ataduras y atractivos que nos separan del Único necesario, para una Carmelita que ha tenido un encuentro personal con Cristo y una experiencia profunda de su amor el mundo deja de ser un atractivo para ella, «he aquí otra razón de la clausura»

El Carmelo acoge las nuevas vocaciones con alegría y con responsabilidad para que también en ellas el carisma día a día sea comprendido más profundamente, se desarrolle y fructifique.

Cada joven que tras un tiempo de discernimiento, haga la opción de pertenecer a nuestra Orden, recorre las siguientes etapas de formación, deseando al terminarlas consagrarse definitivamente al Señor para toda la vida.

El Carmelo es para personas de grandes ideales deseosas de una realización plena, para la joven que descubre su vocación a la vida contemplativa el Carmelo le muestra amplios horizontes de realización personal, como cristiana, como consagrada, como madre, como esposa, como mujer al servicio del reino y para el reino. La clausura material ayuda a una realización plena espiritual y humana.

Aspirantado:

Tiempo de discernimiento en que se da a conocer a las jóvenes con inquietudes vocacionales nuestro carisma para descubrir si hay signos de un verdadero llamado a la vida carmelitana.

Postulantado:

Tiene como finalidad que la candidata conozca la nueva vida y que los responsables formen juicio de la idoneidad de la misma para la Orden.

Noviciado:

Es una etapa que subraya específicamente el área carmelitana, ya que el fin principal es tener “una experiencia de lo que significa ser consagrado en el Carmelo teresiano”

Profesión temporal:

Crecimiento en el compromiso de los Consejos Evangélicos.

Profesión Solemne:

Ofrenda y Holocausto para toda la vida.

La monja recién profesa de votos solemnes, no ha terminado su formación sino que continúa con mayor amor en el servicio radical de la Iglesia, esforzándose por vivir en una formación permanente, para estar abierta y atenta al paso de Dios en su vida, para ser más eficaz su vocación contemplativa en el mundo entero.

«He aquí la misión de la Carmelita».

Que bueno es Dios, al llamarnos a vivir con él en el «lugar santo» a los pies del Maestro, a tratar de amistad con él, a interceder por nuestros amados sacerdotes pues una Carmelita después de ser un alma Esposa de Cristo e hija de Maria es un alma sacerdotal e intercesora por la salvación de las almas. Su oficio es: «amar a Dios con todo el corazón, con toda el alma con todas las fuerzas e interceder por la salvación de las almas».

RELATED SERMONS

La Carmelita Hoy

Lo mismo que dijo Teresa de Jesús: Quien no haya iniciado a tener oración, no se prive de tan gran bien, la oración es una real...

Read more →

Maria la Primera Carmelita

Cada Hermana acoja a Maria como Madre y Maestra espiritual, para ser configurada a Cristo y llegar así a la cumbre de la santidad...

Read more →

Santos Carmelitas

Los Santos del Carmelo se formaron en una escuela de fuego espiritual, semejante a aquella de Elías. El amor poetiza las íntimas...

Read more →